Asociación Landázuri Elkartea

Nuestro patrimonio : Detalle

>> Ir a Hemeroteca

RUINAS FOMENTADAS

Los lectores vieron en estas páginas el pasado 14 de noviembre las más que preocupantes noticias que llegan sobre el chalet de los Alfaro en la vitoriana calle de Manuel Iradier, delante del convento de los Carmelitas.
Como es sabido, en esa casa vivió el industrial y mecenas Félix Alfaro Fournier, perteneciente a una saga de interesantes personajes, iniciada en Vitoria por el grabador Heraclio Fournier, su abuelo. Éste fundó la famosa fábrica de naipes. Y dos de los nueve hermanos de Félix se ganaron el derecho a tener su nombre inscrito en nuestra geografía urbana. El primero de ellos es Tomás. Fue pintor e historiador. Recordemos aquí su libro "Vida de la ciudad de Vitoria", de 1951, y la segunda parte, "Una ciudad desencantada", de 1995, ésta en edición al cuidado de Antonio Rivera. Además, fue alcalde de Vitoria durante la II República. El otro hermano digno de mención es Heraclio, uno de los primeros aviadores españoles y el más joven de Europa en su tiempo, además de genial constructor de modelos aeronaúticos.
Pues bien, la casa lleva varios años deshabitada… y descuidada. Es importante señalar esta distinción, pues lo primero no trae necesariamente lo segundo. Y lo que muchos vitorianos nos temíamos puede ocurrir: que uno de los pocos palacetes que quedan en el centro de Vitoria se derribe, siguiendo la tristísima lógica de la especulación y la barbarie en sus cuatro fases: 1ª Una casa es deshabitada. 2ª La casa se descuida. 3ª La casa entra en ruina. 4ª La casa se derriba. Por culpa del fomento de las ruinas, naturalmente, y la desidia de unos y otros.
Si nuestro urbanismo y nuestra arquitectura no vivieran un periodo oscuro y semisalvaje, estas cosas no ocurrirían. Pero es así, y llevamos años soportando –con poca oposición, hay que decirlo- estos tiempos en que todo o casi todo se destruye, y en que se construyen barrios impresentables como Lakua, Zabalgana y Salburua en Vitoria. No busquemos en ellos, ni en otros muchos, humanidad, decoración, elegancia. Parece increíble como se ha llegado a esta situación.
Volviendo al chalet de Alfaro, hace dos años y medio un juez del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco impidió su derribo, dando la razón al Ayuntamiento. Ahora el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Vitoria ha dictaminado lo contrario. Lo único que cabe esperar es que el Ayuntamiento ponga toda la carne en el asador y salve el chalet. Lo salve y, una vez restaurado, le dé uso.


Corrigenda

El pasado 20 de octubre hablábamos aquí de la excelente exposición de arte sacro del vitoriano convento de Santa Cruz, exposición que se clausura hoy, día 19. Y en aquellas líneas se nos coló un error. A propósito de los cantorales que se mostraban en la exposición mencionamos un estupendo libro que en su día comentamos en esta sección: "Inventario de libros manuscritos de música sacra existentes es en el territorio histórico de Álava", editado por la Diputación. Pero la autora no es Izaskun Valdivielso, sino su hermana Maider. Pedimos disculpas por la distracción.

Excursión

El próximo domingo, 25 de noviembre, continuará la serie de excursiones matinales de la Sociedad Landázuri, según el recorrido de los recaudadores de San Millán de la Cogolla, tal como aparece en el famoso documento del año 1025. Esta vez tocan tres pueblos de Zuia: Ametzaga, Gillerna y Zarate. La cita es en el primero de los pueblos, a las 10 de la mañana. Esta actividad está abierta a todos los que quieran unirse, para conocer mejor ese hermoso valle de Zuia.